Necesitamos usar cookies para permitir funcionalidad importante del sitio incluyendo recopilación de datos analíticos. Para más información consulta la Política de privacidad y cookies. Puedes aceptar los ajustes por defecto o cambiar la Configuración de cookies.

Administración Te interesa Ayuda Contactar Portal de transparencia Acceso a la vivienda Plan Integral de Alquiler Municipal Nuestras promociones Servicios sociales Ayudas a la Rehabilitación Proyectos de innovación Portal de comunicación Perfil de contratante Términos y condiciones legales Ahorro energético Otras actuaciones 40 promociones de vivienda pública Buscador

Galería de imágenes

Firma_convenio entre la EMVS y la Fundación ONCE.jpgGonzález, Lozano y Martínez Donoso en la firma del Convenio entre la EMVS y Fundación ONCE.jpgFirma convenio entre la EMVS y la Fundación ONCE.jpg
Firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Fundación ONCE

El Ayuntamiento cede cinco viviendas de la EMVS a la Fundación ONCE para fomentar la inclusión social de jóvenes con discapacidad

Con una vigencia de cuatro años, este acuerdo prorroga el rubricado en 2014 entre ambas entidades y refleja el compromiso social de la EMVS

28/07/2021

  • ​​​​​​El convenio ha sido firmado este martes por el delegado de Vivienda, Álvaro González, y el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso
  • Los inmuebles se encuentran en Villa de Vallecas y Tetuán y ejemplifican el compromiso del Ayuntamiento con la integración social de los distintos colectivos

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), ha cedido cinco viviendas protegidas a la Fundación ONCE para promover el acceso a residencia pública de personas con discapacidad, especialmente jóvenes, con el fin de fomentar su autonomía personal y facilitar su acceso a oportunidades formativas, deportivas y de empleo en la capital.

El convenio que ratifica esta cesión ha sido firmado este martes por el delegado del Área de Vivienda y presidente de la EMVS, Álvaro González; el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano y el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso. El acuerdo tiene una vigencia de cuatro años y viene a prorrogar un primer acuerdo que la EMVS y la Fundación Once ya firmaron en enero de 2014.

“El compromiso social de la EMVS es indiscutible”, ha señalado Álvaro González, que ha recordado que “aunque el principal objetivo de esta empresa pública es facilitar a la población madrileña el derecho a una vivienda digna y adecuada, también somos conscientes de que debemos cumplir una importante labor social con todo tipo de colectivos, generando igualdad de oportunidades”.

Las cinco viviendas cedidas a la Fundación ONCE están ubicadas en el Ensanche de Vallecas y en el distrito de Tetuán. Es esta entidad la que se encarga de gestionar los inmuebles y de decidir qué personas se alojan en cada uno de ellos. A cambio, la EMVS recibe una renta mensual que oscila entre los 150 y 200 euros. El Ayuntamiento asume por su parte los gastos de conservación, mantenimiento y reparación que sean necesarios para que las viviendas tengan las condiciones de habitabilidad requeridas por la normativa vigente.

Álvaro González ha recordado que este convenio se suma a otro tipo de programas que la EMVS tiene firmados con distintas entidades y organizaciones sin ánimo de lucro para facilitar la integración social y laboral de diversos colectivos. Por ejemplo, con el Programa Viviendas Solidarias, la EMVS ha puesto a disposición de estas organizaciones 200 pisos para ayudar a personas y familias empadronadas en el municipio de Madrid que están inmersas en un proceso de intervención social.

La EMVS también dispone de un programa especial para facilitar de forma temporal una vivienda a mujeres víctimas de violencia de género que estén empadronadas en Madrid y se encuentren en situaciones de vulnerabilidad social. Para ello, la empresa pública tiene destinados 20 pisos en distintos puntos de la capital, en los que ya se han alojado 21 mujeres, la mayoría con hijos. Las inquilinas solo pagan una renta mensual de 65 euros, más los gastos de gas, luz, agua y comunidad.


​​​