Necesitamos usar cookies para permitir funcionalidad importante del sitio incluyendo recopilación de datos analíticos. Para más información consulta la Política de privacidad y cookies. Puedes aceptar los ajustes por defecto o cambiar la Configuración de cookies.

Administración Te interesa Ayuda Contactar Portal de transparencia Acceso a la vivienda Alquiler entre particulares Nuestras promociones Servicios sociales Ayudas a la Rehabilitación Proyectos de innovación Comunicación Perfil de contratante Términos y condiciones legales Ahorro energético Otras actuaciones Buscador

Álvaro González apuesta por la rehabilitación y por un urbanismo sensato y sostenible

El concejal de Vivienda destacó que el nuevo urbanismo “debe apostar claramente por el impulso a la rehabilitación edificatoria, la rehabilitación energética y la regeneración de los espacios degradados"

12/12/2019

“Debemos avanzar hacia ciudades sostenibles. Y para avanzar hacia esos modelos se hace completamente necesario transformar la forma en que planificamos, construimos, administramos y gestionamos los espacios urbanos. Y en esta tarea, el urbanismo y la gestión que hagamos del suelo son fundamentales”. Con estas palabras, Álvaro González, concejal del Área Delegada de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, comenzó su intervención en el XXI Foro de Directores de Suelo y Urbanismo organizado por Cesine y la revista Metros2 para explicar cómo la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) trabaja en estos objetivos.

González destacó que el nuevo urbanismo “debe apostar claramente por el impulso a la rehabilitación edificatoria, a la rehabilitación energética y a la regeneración de los espacios degradados. Todo ello, por supuesto, sin renunciar a los nuevos desarrollos sostenibles y que reequilibren el territorio”.

63 millones en rehabilitación

Porque hablar de ciudad sostenible, señaló González, es hablar de edificación sostenible, “ya que este sector emite el 35% del CO2, consume el 30% de la energía y genera el 35% de todos los residuos”. Por eso, uno de los objetivos del Ayuntamiento es “invertir en rehabilitación y regeneración urbana”. El Área de Vivienda ha presupuestado para 2020 más de 63 millones de euros en el Programa de Conservación y Rehabilitación de Vivienda, una subida del 60% respecto a 2019

“Esta cantidad nos permitirá la rehabilitación de 1.166 edificios y 23.338 viviendas, con lo que cumpliríamos ampliamente los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que establece fomentar la rehabilitación de 20.400 viviendas al año en la ciudad de Madrid”, recalcó González.

El titular del Área de Vivienda desgranó también en su intervención todas las ayudas a la rehabilitación que van a llegar a los madrileños a partir del primer trimestre de 2020, “subvenciones con un enfoque integrador, dirigidas a todo el territorio de la ciudad de Madrid, en las que los barrios en perores condiciones tendrán mayores cuantías de subvención, y en las que las unidades familiares con rentas más bajas tendrán un porcentaje mayor de ayuda, pudiendo alcanzar hasta el 90%”.

El Ayuntamiento destinará otros 19,8 millones de euros en 2020 a estas líneas de ayudas, que incluyen la mejora de la eficiencia energética y la retirada de amianto de edificios; la adaptación de las viviendas de personas con movilidad reducida; la financiación del 40% del coste total de obras de rehabilitación en comunidades de propietarios; y la implantación de cubiertas verdes y huertos urbanos en las azoteas.

Un urbanismo que atraiga inversión

Por último, González explicó que el modelo de urbanismo que persigue el equipo del alcalde José Luis Martínez-Almeida es sostenible, sin incertidumbre y ágil. “Que genere oportunidades, que atraiga inversión, y con ello empleo y cohesión social. Por eso, hemos desbloqueado actuaciones como Madrid Nuevo Norte, los desarrollos del sureste, y hemos reactivado la operación Campamento”.

El edil destacó que también “apostamos por un urbanismo sin incertidumbres, que de seguridad jurídica; y por un urbanismo ágil en el que se unifique normativa y se simplifiquen los procedimientos, haciendo de la declaración responsable la norma general, con el objetivo de agilizar la concesión de licencias, cuestión muy demandada por todos aquellos que promueven”.