empresa municipal de la vivienda y suelo Logotipo del Ayuntamiento

Te damos la bienvenida Administración Ayuda Contactar al
Portal de transparencia
al
Acceso a la vivienda
al
Programa Alquila Madrid (ALMA)
a
Obra nueva y rehabilitación
a
Servicios sociales
al
Rehabilitación
a
Proyectos de innovación
al
Portal de comunicación
al
Perfil de contratante
a los
Términos y condiciones legales
al
Ahorro energético
Buscador

Excelente respuesta de los ciudadanos en la primera oferta de alquiler de la nueva política municipal

Salen en alquiler las primeras 600 viviendas que estaban destinadas a la venta en la anterior legislatura.​

11/11/2015

  • Masiva asistencia para optar a una vivienda de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo en el estreno de unas condiciones que mejoran y facilitan el acceso al alquiler.
  • En los próximos meses se ofrecerán hasta 1389 viviendas para las que el Ayuntamiento ha logrado el cambio de uso, impidiendo su venta.
  • El importe de los nuevos contratos no superará en ningún caso el 30% de la renta familiar.

La decidida apuesta por potenciar y facilitar el alquiler de viviendas recientemente iniciada por el Ayuntamiento de Madrid ha recibido una excelente respuesta por parte de los ciudadanos. Así se pudo constatar ayer en la primera oferta de vivienda lanzada por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), dependiente del área de Derechos Sociales y Equidad, para el alquiler de los más de 600 pisos que se ha logrado ofrecer en régimen de alquiler, en lugar de ponerlos en venta, tal como estaba previsto en la política municipal.

El Ayuntamiento va dando cumplimiento así al compromiso adquirido para trabajar y desarrollar medidas que faciliten y propicien el derecho a una vivienda digna y que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Nuevos criterios de acceso al alquiler

Aumentar el parque público de vivienda en alquiler, disponiendo para este parque público de todos los activos existentes y futuros al eliminar los programas en venta y en arrendamiento con opción a compra forma parte de las modificaciones del nuevo reglamento impulsado por la EMVS el pasado octubre, en el que además se modificaron los criterios que rigen el alquiler con el fin de facilitar el acceso a una vivienda digna por parte de los colectivos más vulnerables o desfavorecidos.​​